Image previewmiércoles, 2 de marzo de 2022 (Washington, D.C.) – El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, exigió hoy al Congreso y al gobierno de Estados Unidos que de una vez y por todas respalden los derechos democráticos que tienen los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico de ser tratados como iguales a los de los 50 estados.

Así lo dejó saber durante una conferencia de prensa celebrada junto a la comisionada residente en Washington, Jenniffer González Colón y un grupo de representantes y senadores federales, un grupo de legisladores de Puerto Rico y miembros de la Delegación Congresional. La actividad se llevó a cabo en los predios del Capitolio federal como parte de los actos de celebración de los 105 años de la otorgación de la ciudadanía americana a los puertorriqueños mediante el Acta Jones de 1917.

“Hoy celebramos, después de 105 años, los beneficios, privilegios y libertades garantizadas que tenemos como ciudadanos americanos, pero al mismo tiempo, exigimos la igualdad de derechos que tienen todos los estados cobijados por la bandera americana”, aseveró Pierluisi.

A pesar de que ha pasado más de un siglo, Pierluisi comentó que Puerto Rico “se queda corto” en cuanto a la otorgación de los principios más básicos de la democracia americana. “El derecho a la igualdad es el corazón de la constitución federal y ese es un principio que nuestra Nación, por más de 245 años, continúa perfeccionando, pero la realidad es que los ciudadanos americanos de Puerto Rico carecen de los derechos democráticos más fundamentales”.

“Carecemos del derecho a votar por el presidente de Estados Unidos y de tener, mediante el voto directo, representación en el Congreso. También, de ser tratados en igualdad en los programas federales. Estas inequidades y desigualdades antiamericanas no tienen cabida en un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, argumentó el primer ejecutivo.

“Mientras nuestra Nación busca fortalecer el derecho al voto, nosotros en Puerto Rico queremos votar en las elecciones nacionales. Mientras nuestra Nación busca construir una mejor economía, en Puerto Rico queremos ser parte del proceso. Mientras en nuestra Nación, se quieren eliminar inequidades y el racismo y se garantiza la igualdad en el acceso a servicios, nosotros en Puerto Rico queremos erradicar nuestra ciudadanía de segunda clase. Mientras nuestra Nación promueve valores democráticos en el mundo, en Puerto Rico queremos tenerlos en casa. Como ciudadanos americanos, no estamos solicitando un trato especial lo que exigimos es igualdad”, reiteró Pierluisi quien indicó que el Congreso debe respaldar los resultados de los plebiscitos de 2012 y 2020.

“Cuando reclamamos que nos traten justamente, es porque sabemos que cada hijo de nuestra tierra enriquece la nación americana. Cuando exigimos la estadidad, es porque queremos disfrutar de todos los derechos y oportunidades que nos merecemos como ciudadanos americanos”, concluyó.